Las gasolineras podrían comenzar a vender medicamentos

Según las últimas informaciones la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNCM) ha hecho públicas una serie de recomendaciones sobre la liberalización del sector farmacéutico. Esto abre la posibilidad a que gasolineras y estaciones de servicio puedan poner a la venta medicamentos que no necesiten de prescripción médica para su dispensación. Esta apertura del mercado supondrá numerosas ventajas para el sector aumentando su oferta de servicios y productos, lo que permitirá incrementar los ingresos y aumentar el volumen de negocio de gasolineras y estaciones de servicio.


gasolineras-podrian-vender-medicamentos

El informe titulado “Estudio sobre el Mercado de Distribución Minorista en España” fechado en el pasado 15 de octubre propone diversos cambios para eliminar las restricciones a la competencia que supone impone la Ley 19/1997 de 25 de abril sobre la Regulación de Servicios de las Oficinas de Farmacia. Estas recomendaciones sugieren un cambio en el modelo para ampliar la oferta de medicamentos y fomentar la competencia en el sector, ampliando la posibilidad de los pacientes para acceder a los mismos.

Países como Reino Unido, Irlanda, Alemania y Holanda hace años que adaptaron su legislación y ya permiten la venta de medicamentos sin receta en gasolineras e incluso en supermercados y otro tipo de tiendas. Esto beneficia a los usuarios ya que les facilita el acceso a los medicamentos al encontrarse disponibles en un mayor número de establecimientos. Es sobre todo en lugares de paso, como son las estaciones de servicio, donde este tipo de producto puede multiplicar sus ventas, ya que evita los desplazamientos en busca de una farmacia a los conductores que se encuentran en ruta. La flexibilidad de horarios de las estaciones de servicio también supone un beneficio para los usuarios ya que cuentan con la posibilidad de acceder a los medicamentos que necesiten hasta 24 horas al día.

El Ministerio de Sanidad se ha pronunciado en contra respecto a las recomendaciones de la CNCM. Según indican en un comunicado esta liberalización del sector “pondría en riesgo la salud de los ciudadanos” ya que estos establecimientos, aseguran, no garantizan “asistencia profesional” y podría “fomentar prácticas fraudulentas” en referencia a la posibilidad de propiciar la venta de medicamentos falsificados. Otra de las propuestas de la CNMC consiste en suprimir el requisito de que el titular de la farmacia sea necesariamente un colegiado por lo que abriría la posibilidad de apertura de este tipo de establecimientos a inversores y emprendedores. También se proponen medidas referentes a la liberalización de horarios y otro tipo de restricciones como son las distancias mínimas entre farmacias, algo que, comentan, aumentarían la competencia en el sector.

En una nota de prensa publicada el 21 de octubre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad muestra su compromiso con el modelo actual del sector farmacéutico. Esta nota también destaca que nuestro actual sistema, avalado por la Unión Europea, “ha demostrado una alta capacidad de adaptación a las circunstancias”, en referencia al aumento de la gestión de medicamentos autorizados, desde 10.000 en los años 80 a los actuales 27.000.