¿Tienes la gasolina más barata de la zona?

En un sector como el de las estaciones de servicio con una creciente competencia bajar los precios de los combustibles puede ser una estrategia que incremente tus beneficios. Las grandes superficies y supermercados que cuentan con gasolineras abaratan la venta de sus carburantes con un fin claro: atraer compradores para toda su gama de productos. Son los precios gancho. Aplicar esta política de precios a nuestra gasolinera puede generar muchos ingresos, siempre que tengamos más servicios y productos que ofrecer y sepamos hacernos ver.


gasolina barata

Cómo aumentar los beneficios en nuestra gasolinera

Una de las principales causas que hace fracasar o alcanzar el éxito a un negocio a pie de calle es afluencia de clientes potenciales. Obviamente, a mayor afluencia mayores posibilidades de generar una venta en un determinado periodo de tiempo. Está claro que también influyen otros factores, como son la calidad del producto o servicio que ofrecemos, la atención personal y otros factores que analizaremos más adelante. La mayoría de las nuevas instalaciones suelen realizarse en zonas donde el suelo es más económico pero sin estar excesivamente alejado de las zonas de tránsito. Para atraer a los clientes a nuestra gasolinera hay que ofrecer un buen precio, un mejor servicio y, sobre todo, hacerlo saber. De poco sirve que tengamos la gasolina más económica o que ofrezcamos alguna promoción si no la difundimos. Ahí entra en juego la visibilidad de nuestra estación de servicio, su imagen y la proyección que reciben de ella los habitantes de la zona.

Servicios añadidos que aumentan nuestros ingresos

Como decíamos, ofrecer diferentes productos y servicios añadidos puede hacer aumentar los ingresos de nuestra estación de servicio. Incluir una tienda, un puente de lavado, máquinas de vending o una cafetería hace que aprovechemos la afluencia de clientes, cuya intención inicial es repostar, para realizar otro tipo de ventas. En cierta forma convertimos al combustible en un producto gancho, sacrificando parte del beneficio que nos puede producir, para obtenerlo en otro tipo de ventas y productos. Realizar acciones publicitarias y promocionales para hacer saber que ofrecemos el combustible más barato de la zona es, sin duda, esencial.

Que todo el mundo lo sepa: tengo el combustible más barato

Como decíamos, hacerlo saber es algo básico y necesario Ahí entra en juego la publicidad y el marketing. Realizar un reparto de folletos, anunciarse en la prensa local y realizar acciones publicitarias a pie de calle son fórmulas muy efectivas para difundir nuestro mensaje. Cuantas más personas sepan que contamos con el combustible más económico mayor será el número de clientes que atendamos. Tal vez el concepto “low cost” baje algo el porcentaje de beneficio por ventas de combustible, pero seguramente aumentarán los ingresos netos por un mayor volumen de venta. Eso en cuanto a la gasolina. Si sumamos la posibilidad de realizar ventas de otros de los productos y servicios que ofrecemos el beneficio se multiplica. Existen otro tipo de acciones que nos pueden ayudar a atraer más clientes. Instalar un tótem de gasolinera con los precios bien visibles también ayuda a que los que pasen por la zona se decidan a repostar y a comprar algo en nuestra estación de servicio. Ofrecer tarjetas de fidelización con descuentos acumulables y otras ventajas como lavados gratis por acumulación de puntos u otro tipo de ofertas permite crear un cliente asiduo con el que siempre contaremos. Al mismo tiempo ellos mismos pueden ser el vehículo transmisor de nuestro mensaje: el boca a boca también es muy importante. Por eso un trato familiar y cercano es muy importante en la relación con el cliente.